Rincón Filosófico — 15 marzo 2010

Hoy estuve revisando en el sitio de estadísticas de Uruguay algunos datos.
Lógicamente, es Uruguay, por lo tanto los datos mas “nuevos” datan del 2002, igualmente creo que es pertinente destacar algunas cosas.
Revisando entre números, me dí cuenta que la mayoría de los divorcios, ocurren entre los 3 y 4 años de casados.
En la época de 1996 al 2000, los divorcios (por año) de parejas que iban 3 años de casado, apenas llegaban a 1 o 2 casos, si, 2 casos por AÑO.

En el 2002, esa cifra explotó a 112 divorcios por año… no se porqué me recuerda a mi anterior entrada “billetara mata a galán”, ya que no se si recuerdan pero allí nos pego la crisis, que irónico que un golpe monetario, algo “material” haya disparado los divorcios.
Es más los que mas se dispararon en el 2001 fueron las parejas con mas de 30 años de casados! (de 6 por año salta a 221!)  lo cual afirma que, hay muchísimas parejas las cuales su fortaleza, y debería decir “fortaleza” es el bienestar económico.
Claro, todo marcha bien cuando tenés dinero para la empleada, para irte de vacaciónes, para comparte ropa, o comprarte lo que se te antoje, pero cuando falta es cuando curiosamente ya “no podés convivir con el otro.
Y ese es el problema de hoy en día, la sociedad ha ligado estrechamente lo monetario con las relaciones personales, es casi que un factor primario en la mayoría de la gente.

Entonces, estamos viviendo en un mundo frío, donde estar bien con alguien implica tener un buen pasar económico, lógicamente no estoy englobando a todas las parejas del Uruguay/mundo, simplemente me baso en estas estadísticas.
Entonces, el viejo dicho “contigo pan y cebolla” ha pasado a la historia.
Parece que ya no importa el simple hecho de conocer a alguien al cual amar, al cual respetar, encontrar a alguien que nos acompañe en este camino de la vida, saltando los obstáculos, no, parece que ahora hay que estár “bien”, bien económicamente claro.
Entonces, en una sociedad donde, la pareja se ha unido tanto con los valores capitalistas, con el dinero, es muy difícil llegar a la felicidad.
Me explico, una pareja muerta puede ser feliz, sosteniéndose de su buen pasar económico, no conocen la rutina porque pueden salir de vacaciónes todos los años, no conocen el planificar una situación económica apretada porque sobra, no conocen renunciar a ciertos hobbyes o placeres ya que no hay necesidad, entonces, estas personas no conocen el sentido de “renunciar” a determinadas cosas con el fín de crecer como pareja, con el fín de formar un hogar, se que esto puede resultar confuso, así que pondré un ejemplo.
Imaginemos una pareja con un ingreso considerable, imaginemos que la mujer hace.. yoga, 3 veces por día, y el hombre hace golf, 3 veces por día también, y lo hacían antes de conocerse.
Bien,  ninguno ha renunciado a nada, viven juntos, se dan los placeres que se daban antes, ningún problema.
Ahora imaginemos una pareja “standard” Uruguaya, digamos que ella hacía… Salsa, y él Aikido, se van a vivir juntos, empiezan a planear un futuro juntos, y si bien no se mueren de hambre, hay gastos los cuales traban determinadas cosas, como por ejemplo… ahorrar para una casa con mas dormitorios o similar.
Entonces, allí uno dice : Sigo con mi pasión de soltero del Aikido/Salsa, o la dejo en pos de un mejor futuro? apuesto a la pareja y entiendo que no puedo tener TODO en la vida, sino lo que YO elija?.

Entonces aquí se plantea la disyuntiva, hay gente que lo hace con placer, elije porque es lo que desea y no se arrepiente, también esta el que lo hace sin pensarlo, y luego vienen los problemas.
Lo mismo sucede en el caso anterior, si en algún momento la situación de la familia “muy bien económicamente” cambia, y ambos deben dejar sus vacaciones, sus hobbyes, habrá que ver como reaccióna esta pareja, porque de esto se trata, del amor, y el amor no debe ser influenciado ni por dinero, ni por nada externo, el amor es ese pilar que nos mantiene parados, firmes, de la mano de nuestra compañera, mirando desafiante a los problemas y tormentas, y vencerlas finalmente.
Recuerden, se perdieron muchos valores debido a esta sociedad, pero solo se pierden totalmente si nosotros lo permitimos!.

Articulos Relacionados

¿Civilización?

¿Civilización?

febrero 23, 2017
5 consejos para la vida

5 consejos para la vida

agosto 26, 2011
El sentido de la vida

El sentido de la vida

julio 11, 2011
Venga a mi oficina.

Venga a mi oficina.

febrero 20, 2011
Compañero hasta el fin.

Compañero hasta el fin.

noviembre 30, 2010
Consumismo y la pareja.

Consumismo y la pareja.

noviembre 08, 2010
Caparazón.

Caparazón.

marzo 22, 2010
Yo quiero?!?

Yo quiero?!?

marzo 08, 2010

COMPARTIR ARTICULO

El Autor

Damian de Arce
Damian de Arce

Soñador, poeta, escritor, tecnólogo, loco, antiguo, romántico, muchas cosas se dicen de mí, prefiero catalogarme como un observador de la humanidad.

  • Anonymous

    ok, agendado 🙂
    Natalia

  • Démian

    Si señorita! si quiere charlar ya sabe, a las órdenes asi reflexionamos sobre este vacío mundo!.
    Click en mi nick que ahi le sale mi msn :D.

  • Anonymous

    seguimos en la busqueda entonces !!! 🙂

  • Démian

    Es así lamentablemente, pero a no perder la esperanza, siempre hay alguien allí fuera para nosotros.

  • Anonymous

    Cuanta verdad hay en lo que escribis. Hoy en dia ante la primera piedra en el camino cada uno sigue por caminos separados, nadie se la juega. Se le da muy poco valor al compromiso, a la pareja y todo lo que ella significa.
    Natalia