Noticias — 01 enero 2013

Se nos fue otro año, pasó el fin del mundo, pasó la crisis de Pluna, pasaron  muchísimas cosas, pero acá estamos, al firme.
Quiero agradecer a todos mis fieles lectores, el haberme acompañado, en cierta manera, en todo este año, y haber hecho que este sitio fuera todo un éxito.

Con un diseño ya casi que definitivo, estrene junto a ustedes 3 banners, incluyendo la página de Facebok, algunos proyectos se cerraron temporalmente, como TaTeTi Servers, pero se cerraron para volver con muchas mas fuerzas y ganas en este 2013.
Cambie de hosting, para al fin dejarme de preocupar del espacio disponible en disco, y de la banda ancha, la cual ya rozaba los peligrosos limites a fin de mes, cosa que me ponía muy contento ya que indicaba el éxito de la página, pero a la vez muy triste debido al inminente mensaje : BANDWIDTH LIMIT EXCEEDED.

Comencé este blog con la idea que fuera algo personal, que no entrara mucha gente, de ahí su nombre (el cual es mi apellido), me gustaría cambiarlo ahora por “DemianBlog” (dominio el cual ya tengo registrado), pero nuevamente, por suerte y gracias a ustedes, este dominio está bien posicionado, y cambiarlo ahora sería perder rank en Google.

Tengo varias cosas pensadas para este 2013, nuevos proyectos, nuevos sitios, nuevas cosas, porque lo importante de estar vivo, es crear, crear todo el tiempo, ideas, metas, ¡cosas!.
Sé que abandone un poco el rincón filosófico, pero les prometo tu regreso este año.

Como les comenté antes, el sitio recién se estrena en nuevo hosting, así que puede que sucedan errores, si notan alguno, por favor haganmelo saber a través de la página de contacto.

Me despido dejándoles este gran video de Google, para este año 2012 que se despide.

Que tengan un excelente año, y nuevamente, ¡muchas gracias por sus visitas!.

 

 

Recordá seguirme en Facebook para enterarte de todos mis artículos y noticias.

Términos de búsqueda:

COMPARTIR ARTICULO

El Autor

Damian de Arce
Damian de Arce

Soñador, poeta, escritor, tecnólogo, loco, antiguo, romántico, muchas cosas se dicen de mí, prefiero catalogarme como un observador de la humanidad.