Uruguay — 14 octubre 2013

Recuerdo un día, estar navegando por Facebook, y ver una publicación que me llamo la atención.
Era un comentario que hacía un contacto a una imagen, la imagen de una increíble máscara.

Debe ser una máscara comprada en otro país pensé para mi, pero mi sorpresa fue mayúscula al darme cuenta que la máscara era Uruguaya, hecha por un Uruguayo.

Su creador se llama Alejandro, vive en montevideo y es un verdadero maestro en su rubro, el cual no solo incluye criaturas fantásticas o tradicionales, como el diablo o monstruos, sino que personajes de video-juegos, animes, mangas e incluso películas.

No solo confecciona máscaras de increíble calidad, sino que también armas, armaduras y cascos (si, si estás pensando en el casco de Darth Vader… lo tiene!).

Alejandro es muy conocido en el mundo del cosplay y montevideo comics, habiendo realizado grandes trabajos para dichas convenciones.

 

Comenzó todo esto como un hobby, haciendo máscaras y disfraces para él, a medida que los iba haciendo compartía sus creaciones en Facebook, las cuales obviamente causaron furor, y no pasó mucho tiempo hasta que la gente comenzara a pedirle trabajos personalizados.
A medida que recibía pedidos iba aumentando su variedad, hasta que el volumen de los mismos merecía que tuviera su propia página en Facebook.

Para Alejandro esto es un hobby, y hasta el día de hoy lo sigue tomando así.
Si querés lucir este Halloween alguno de estos increíbles disfraces, o tenés alguna idea en mente y querés que te hagan tu propio disfraz, entonces comunicate con Alejandro en su página de Facebook haciendo click aquí.
La metodología es simple, te comunicás, le explicás tu idea, y él te pasa un presupuesto, los trabajos suelen demorar unos días, pero valen totalmente la espera.

A continuación te dejo algunas imágenes de los disfraces que a este escritor más le gustaron.

[nggallery id=1]

 

Términos de búsqueda:

COMPARTIR ARTICULO

El Autor

Damian de Arce
Damian de Arce

Soñador, poeta, escritor, tecnólogo, loco, antiguo, romántico, muchas cosas se dicen de mí, prefiero catalogarme como un observador de la humanidad.