Noticias — 20 abril 2011

El periodista tiene la obligación de enterar a la comunidad de las últimas noticias, tomándose muy a pecho esta labor, cuando el terremoto y el tsunami de Japón dejaron a la ciudad de Ishinomaki sin energía electrica el diario local continuó su labor. ¿Como lo hicieron?

Aun sin energía electrica el periódico salió a la calle como de costumbre. Seis redactores escribieron a mano las noticias para los afecatdos y llevaron los ‘curiosos’ peridicos hasta los refugios.

De hecho, aquellos ejempleras del Ishinomaki Hibi Shimbum serán expuestos en The Newseum, el museo del periodismo de Time Warner. Esta hoja arrugada se dedicó en exclusiva a contar lo que pasó durante los primeros días del desastre.

Las páginas explicaron a las víctimas que el temblor había sido el mayor terremoto de la historia de Japón, avisaron de la llegada de los equipos de rescate y llamaron a la colaboración ciudadana.

Fueron seis días de periodismo escrito con rotuladores de colores, desde el 11 de marzo hasta que volvió la electricidad el día 17. Ishinomaki fue una de las ciudades más damnificadas por el terremoto. El 80% de las casas quedaron destruidas, murieron alrededor de 1.300 personas y 2.700 siguen todavía desaparecidas.

Desde el día 18 de marzo Ishinomaki Hibi Shimbum ya puede imprimir diariamente su edición y ofrece ejemplares gratuitos a todos los refugiados. Las hojas manuscritas ahora son una pieza de museo.

Yo debería haber nacido en Japón.

 

COMPARTIR ARTICULO

El Autor

Damian de Arce
Damian de Arce

Soñador, poeta, escritor, tecnólogo, loco, antiguo, romántico, muchas cosas se dicen de mí, prefiero catalogarme como un observador de la humanidad.