Uruguay — 12 mayo 2016

Muchos expertos hablan de un nuevo tipo de epidemia que ingresó con fuerza a partir del siglo 20, una epidemia silenciosa, producto del nuevo estilo de vida, producto de las exigencias de la sociedad, del tiránico tiempo, de los prejuicios impuestos por los medios, y un montón más de causas investigadas por expertos.

Esta nueva epidemia se llama “Ataques de pánico” o también, “Trastorno de ansiedad generalizada“, comúnmente abreviada como TAG.
Miles de Uruguayos y personas en todo el mundo sufren esta enfermedad, a veces, en el caso de la ansiedad generalizada, sin saberlo.

¿Que son?

Un trastorno de ansiedad, es cómo lo dice la palabra, un estado permanente de ansiedad y nerviosismo sin motivo aparente, una constante preocupación por los eventos futuros, pasados y actuales, que hacen que la mente se sobrecargue, y se logre o un agotamiento mental, o depresión, o en el peor de los casos, un ataque de pánico.

El ataque de pánico es el punto culminante de un estado de ansiedad, es cuándo nuestro cuerpo y mente ya no lo tolera más y llega a su límite, es un miedo irracional, que invade completamente a la persona causándole prácticamente una parálisis social, es decir, incapaz de poder pensar o relacionarse con su entorno. Muchas veces, este ataque de pánico también hace sentir a la persona que está perdiendo la razón o “volviéndose loca“, o incluso que está por morir, hay también casi siempre efectos de despersonalización, es decir, la persona no siente que está en ese lugar, se siente otra, casi que como mirando una película de su vida, estos efectos varían de persona en persona, pero siempre son los mismos.

¿Porqué surgen?

Existen muchos estudios al respecto, muchos expertos afirman que los momentos de stress influyen enormemente, también situaciones que nos afecten emocionalmente, ya sea la pérdida de un ser querido o algo que nos movilice internamente.
Lo que si podemos afirmar, es que químicamente, los ataques se producen por la falta de una sustancia en el cerebro, llamada serotonina, esta sustancia, es, básicamente, la sustancia que nos hace ser “felices”.
Todos los padecientes de trastornos de ansiedad y ataques de pánico, tienen los niveles de serotonina por debajo de lo normal, es una constante en todos ellos, y es en lo que se basan todos los tratamientos farmacológicos profesionales.
Al carecer de esta preciada sustancia, nos aumenta la ansiedad, nos genera los típicos pensamientos negativos de muerte y “cosas malas”, y por supuesto, eventualmente, nos lleva a la crisis de pánico.

¿Tiene cura?

¡Por supuesto que tiene cura!, es más, el tratamiento farmacológico correcto garantiza volver a una vida normal, es decir, pre-ataques, en no más de 3 semanas y sin efectos secundarios.

¿Qué tengo que hacer?

1) Lo primero y fundamental, es acudir inmediatamente a un especialista, en este caso a un psiquiatra.
Mucha gente comete el error, que por miedo, o por vergüenza, no acude al especialista, y por el contrario concurre a un médico general, esto NO ES CORRECTO NI RECOMENDABLE, el único que puede diagnosticarlos correctamente e indicarnos el tratamiento correcto es el psiquiatra.

2) No esperes a que se pase solo, actúa de inmediato aunque sólo hayas tenido un ataque, el no concurrir al psiquiatra acarrea la posibilidad de que los síntomas empeoren y generen otra dolencia psíquica.

3) No le tengas miedo a los remedios, la medicina se hizo para curarnos, vivimos 80 años gracias a ella, aléjate de todas las teorías conspirativas de que las farmacéuticas quieren matarnos a todos, CONFÍA en tu médico.

4) No te obsesiones y leas los prospectos, no dejes que tu ansiedad haga que recorras medio Internet leyendo efectos secundarios y cosas que no existen.

5) No estés pendiente de cada dolencia que sienta tu cuerpo, NO TE VAS A MORIR, está todo en tu mente, todo dolor o “cosa rara” que sientas es la ansiedad, tene bien en claro, NO TE VAS A MORIR.

¿Como es el tratamiento?

El tratamiento estandar consiste en la toma de un ansiolítico para detener los ataques de forma inmediata, y en un neuroprotector (mal llamados “antidepresivos) el cuál es el encargado de generar la serotonina faltante en nuestro cerebro, por ende, curarnos.

¿Que es un ansiolítico?

Un ansiolítico es un sedante pero más fuerte, su objetivo es bajar nuestra ansiedad, están indicados para que funcionen mientras tomamos el neuroprotector y JAMAS POR SI SOLOS, también es recomendable que se tome en un período corto de tiempo y en bajas dosis, lo ideal es ir bajándolo gradualmente mientras tomamos el antidepresivo. Hay dos tipos de ansiolíticos, los de larga vida (clonazepam por ejemplo) y los de corta vida (alprazolam), yo siempre recomiendo los de larga vida, ya que significa que una sola dosis nos dura todo el día, mientras que el alprazolam, por más que es más “rápido”, necesita más tomas en el día para mantener su efecto, cosa que no es recomendable.

¿Que es un neuroprotector?

Un neuroprotector (citalopram, escitalopram, setralina, etc) es una pastilla que básicamente estimula nuestro cerebro para que genere serotonina, podría llamarse la “pastillita para ser feliz”, son mal llamados antidepresivos ya que en un principio fueron recetados para esta dolencia, ya que una persona con depresión lógicamente también tiene niveles de serotonina bajos.

¿Estas pastillas tienen efectos secundarios?

Sí, varían de persona en persona, pero ninguno es grave, y ninguno dura más de 2 semanas o 3, que es lo que el cuerpo le toma acostumbrarse, entre los efectos más comunes se encuentran el tener sueño, fotosensibilidad, mareos, etc.
Si bien son molestos, te aseguro que en el correr de la semana desaparecen.

¿Voy a tener que tomarlas siempre, voy a ser adicto?

¡No!, el tratamiento tiene un comienzo y un final, suele ser de un año o dos, segun la persona, y luego de eso se retira la medicación y se vuelve a la vida normal que ya tenías con la medicación, pero sin ella.

¿Si me siento bien, las puedo dejar cuando quiera?

JAMAS, muchas personas cometen este error, empiezan el tratamiento y a los meses como se sienten bien la abandonan, primero que nada, es un ERROR dejar esta medicación de golpe, debe ser GRADUAL, y sobretodo, bajo indicación de tu psiquiatra, y luego de un tiempo considerable de tratamiento.

¿Hay terapias naturales?

Como todo en esta vida, pululan por Internet miles de remedios caseros y naturales, flores de bach, yuyos y demás, yo personalmente no lo recomiendo, ya que no conozco a nadie que se haya curado utilizando estos métodos, pero sí conozco infinidades de personas que lo hicieron siguiendo el tratamiento de la medicina convencional.

¿No sirve un psicólogo?

Por supuesto que sirve, es un excelente apoyo para el tratamiento farmacológico, la rama recomendada para este tipo de trastorno es la cognitiva conductual, estos profesionales nos ayudaran a eliminar los hábitos, conductas, y pensamientos que nos generan la ansiedad, y por ende, el ataque de pánico.

¿Que no puedo hacer mientras estoy en el tratamiento?

Vas a poder hacer una vida totalmente normal, lo que se recomienda, lógicamente, es evitar el consumo de cualquier tipo de droga, incluyendo el alcohol.

¿A donde puedo acudir?

A tu mutualista o servicio de salud, y pedir cita con un psiquiatra, a veces es obligatorio pasar por un médico general, en ese caso, explíquenle exactamente que sienten, eviten los miles de estudios innecesarios. Si están en Uruguay, el lugar recomendado es la Fundación Caza Bajones (click para ir al sitio de la fundación), los cuáles son especialistas en este tipo de trastorno, y atienden inmediatamente sin tener que esperar grandes períodos de tiempo.

Conclusiones

Los ataques de pánico tienen cura siguiendo el tratamiento adecuado, pero depende de nosotros hacerlo, depende de nosotros controlar el miedo, el impulso a “dejar pasar el tiempo”, o los prejuicios de ir al “psiquiatra”.
Y vos, ¿tuviste algún ataque, necesitás ayuda? dejá un comentario aquí debajo con dudas o lo que quieras, y será contestada.

Términos de búsqueda:

COMPARTIR ARTICULO

El Autor

Damian de Arce
Damian de Arce

Soñador, poeta, escritor, tecnólogo, loco, antiguo, romántico, muchas cosas se dicen de mí, prefiero catalogarme como un observador de la humanidad.

  • Lissette

    Hola mi nombre es Lissette, soy de Chile y llevo unos 17 años con crisis de pánico , de ellos 9 años más o menos usando fármacos, todos mencionados antes.
    La verdad es que a mí nunca se me han quitado totalmente los síntomas, siempre arrastro más de uno… Por lo que no me hace mucho sentido el que con los fármacos eliminas todos los síntomas. También tengo síntomas bastantes molestos con los fármacos neuroprotectores ( muchos mareos) e incluso usando los mejores, pasando por todos los ya mencionados.
    También he estado en conjunto con sicólogos y terapias naturales, todos complementados con los medicamentos y siquiatra sin mejores resultados.
    En conclusión, este artículo no me hace sentido, ya que aún no encuentro la cura para esta enfermedad tan invalidante. Agradesco más datos